Bizcocho vegano de calabaza

[stellar]
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
Bizcocho vegano de calabaza - Verde Olivia 7

¡Oh! Este bizcocho es una preciosidad por fuera y por dentro. Es una preciosidad por lo bonito y elegante que queda, pero también es una preciosidad porque encima esta requetedelicioso. Me encanta ese color anaranjado que deja la calabaza. Sin duda sorprenderá a tus invitados cuando empieces a cortar las porciones y vean ese color. ¡Se ve tan apetitoso!

Y por si esto fuera poco, lo mejor de todo es que es una delicia que además alimenta y es facilito y rápido de hacer. No puede salir mal, es perfecto para el desayuno ya que aporta energía a la vez que nos alimenta. Va a quedar genial con un cola-cao/nesquick o con un cafecito, ¿a qué sí?

Para merendar, para picotear, para regalar, o para comértelo entero mientras ves una serie con la mantita….. mmmmm, no hay razón que se pueda resistir a este bizcocho vegano de calabaza. ¡¡¡Te a va encantar!!!

¿Vamos con los ingredientes?

Print Friendly, PDF & Email

Bizcocho vegano de calabaza

Preparación

15 min

Tiempo de cocción

20 mins hervido 35 mins horno

Porciones

8 personas

Ingredientes

Método

1 verde olivia

Lavamos y cortamos la calabaza en rodajas no muy gruesas. Hervimos unos 20 minutos, hasta que al pincharlas con un tenedor o cuchillo estén blanditas. Retiramos del agua, dejamos templar, les quitamos la piel y separamos 200 gr. Con la batidora de mano batiremos la calabaza hasta obtener una crema. Reservamos. Engrasamos y enharinamos un molde o forramos con papel vegetal.

2 verde olivia

Precalentamos el horno a 180˚ , con calor arriba y abajo. Ponemos nuestro puré en un cuenco grande. Le añadimos la margarina y el aceite y batimos enérgicamente hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

A continuación añadimos el azúcar y seguimos batiendo. Añadimos la pizca de sal y la harina poco a poco sin dejar de mezclar. Añadimos la levadura química, la canela y la esencia de vainilla. Una vez esté todo bien mezclado, lo pasamos al molde, adornamos con una lluvia de semillas de calabaza y horneamos a 180C durante aproximadamente 30-35 min. o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Dejar enfriar antes de desmoldar. Una vez frío, podéis calentar el chocolate en el microondas un minutito más o menos o al baño maría si lo preferís y ya tendréis un chocolate líquido para decorar tus tartas a tu gusto.

Un poquito más de pipas por encima y ¡¡Listo!!

Busca una receta

Quienes somos

Sole y Carmila
Una pincha y la otra corta

Suscríbete para recibir nuestras recetas

¿Buscando algo dulce?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Print Friendly, PDF & Email
Ir arriba