Croquetas de patata al horno

Valora esta receta
0 / 5
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
Croquetas de patata - Verde Olivia8

Hoy os voy a compartir una receta que nos encanta. En casa la comemos a menudo porque son muy ligeras y están de miedo, ¡y casi nunca llego a tiempo para hacer las fotos!. Normalmente hago muchas y las congelo en un recipiente hermético, y cuando nos apetecen, solo tenemos que sacarlas del congelador, esperar 5 minutos y meterlas al horno hasta que se doren…. mmmm os aseguro que salen unas croquetas suaves, delicadas y muy sabrosas!

La receta, no os voy a engañar, es un pelín laboriosa. Fácil si, son muy sencillas, pero requiere tiempo, así que para hacerlas y que queden ricas, debes perder un poquito de tiempo para prepararlas, pero el resultado ¡vaya si vale la pena! Además al ser al horno son mucho más saludables. Esta vez he variado la forma de prepararlas. Normalmente las pasaba por sustituto de huevo y después por pan rallado. Esta vez las he mojado en leche y después en pán rallado sin gluten, y me ha gustado mucho porque están suavecitas y crujientes, la capa de pan rallado es fina pero a la vez consistente, pues, como podeis ver en las fotografías, quedan compactas y firmes.

Os animo a probarlas pero…. atención… ¡Son adictivas!

Print Friendly, PDF & Email

Croquetas de patata al horno

Preparación

30 min

Tiempo de cocción

40 min

Porciones

18 croquetas

Ingredientes

Método

1 verde olivia

Hervimos las patatas con la piel hasta que estén tiernas. Colamos, dejamos que templen y quitamos la piel.

2 verde olivia

En una sartén alta o wok, calentamos el aceite, cortamos y picamos la cebolla, el ajo y la guindilla y lo salteamos a fuego medio unos minutos hasta que la cebolla esté bien pochada. Añadimos las espinacas , 2 cucharadas de agua y dejamos que se descongele en la sartén. Unos 6-8 minutos más o menos.

Cuando las espinacas estén completamente descongeladas y el líquido se haya evaporado,las salpimentamos, apagamos el fuego y dejamos que temple. Yo usé espinacas congeladas pero podeis usar frescas. Si es así, solo teneis quelavarlas, secarlas, cortarlas finamente y saltearlas unos 4-5 minutos.

3 verde olivia

Mientras tanto con un pasapuré aplastamos las patatas un poquito, añadimos 1/2 cucharadita de sal, una pizca de pimienta, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 50 ml de la leche y la mantequilla. Integramos todo bien con el pasapuré. No te preocupes si queda algún grumo, así quedarán más rústicas e igualmente deliciosas!. Mezclamos las espinacas con las patatas y el queso vegano rallado hasta que quede una masa homogénea y todos los ingredientes estén bien integrados. Rectificamos de sal.

4 verde olivia

Si quieres congelar algunas, hazlo antes de meterlas al horno, así cuando te las comas disfrutarás del sabor de una croqueta recién horneada. ¡¡Que os gusten!!

Para la salsa, en una olla añade el aceite y cuando esté caliente, el ajo picado. Remueve un poquito y ya puedes adicionar el tomate y el azúcar. Deja cocinar unos 25 minutos hasta que esté cocinado, removiendo de vez en cuando. Añade albahaca, perejil, cilantro o tomillo a tu elección en el último minuto de cocción, junto con la sal al gusto. Introduce las albóndigas en la salsa y déjalas cocinar un par de minutos.

¡Listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Print Friendly, PDF & Email
Ir arriba