Mermelada de ciruelas rojas

Valora esta receta
0 / 5
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
mermelada de ciruela

Con esta mermelada casera de ciruelas rojas, ya vamos diciendo adiós al verano. Con él, a las frutas y verduras de ésta temporada, que además de estar riquísimas, nos han proporcionado nutrientes y hemos disfrutado de su sabor y textura.

Y ahora, a esperar al próximo año….

Pero todavía nos queda ese coletazo de calorcito del final del verano y el veranillo de San Miguel, y recopilando las últimas variedades de estas frutas en el mercado, he visto unas ciruelas que tenían una pinta exquisita. Maduras y con un color que invitaban a comérselas ahí mismo.

 Hemos comido ciruelas, y además han sobrado como para hacer mermelada. Así que hemos preparado esta deliciosa mermelada que como podéis ver, ha quedado con un color y textura increíble, y de sabor, más que deliciosa. Con apenas unos poquitos ingredientes, tenemos mermelada para unos días.

Así que aquí os comparto la receta, esperando que os guste y que os animéis a prepararla, porque no hay nada como saber lo que uno come, y de la manera más sana y natural.

Si te gusta la receta, déjanos un comentario, puntúa nuestro plato o etiquétanos en Instagram como #verdeoliviavegana. Nos encanta saber de ti. Si tienes cualquier duda, opinión o sugerencia que hacernos, estaremos encantados de contestarte  e intentar ayudarte en lo que podamos.

¿Vamos con los ingredientes?

Print Friendly, PDF & Email

Mermelada de ciruelas rojas

Preparación

5 min

Tiempo de cocción

12 min

Porciones

1 frasco pequeño

Ingredientes

Método

1 verde olivia

Lava y corta las ciruelas por la mitad. Quítales el hueso. Córtalas en cubitos y mételas en un cazo junto con el azúcar o edulcorante y el zumo de limón.

2 verde olivia

Cuece a fuego medio-bajo durante unos 12 minutos, removiendo con una cuchara de madera.

3 verde olivia

Si usas edulcorante, disuelve 1 cucharadita de agar-agar en 2 cucharadas de agua templada y añádelo al cazo. Cocina por otros 5 minutos, hasta que el exceso de agua se haya evaporado. Deja que temple y pásalo a un frasco esterilizado. 

Conserva en la nevera unos cuantos días. ¡Listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Print Friendly, PDF & Email
Ir arriba