Muffins de arándanos y nueces con frosting de chocolate vegano

Valora esta receta
0 / 5
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
muffins-con-frosting-1

Estos días tan fríos aprovecho para hornear algo que deje en la casa aroma a invierno, a té calentito, a hogar. Lo que más me gusta de las muffins es que son muy fáciles de preparar y además las podemos rellenar de casi cualquier cosa, pues las hay de mil sabores!

Lo de los frosting ya es cosa mayor. Yo no era muy partidaria de comer el frosting, pues es básicamente como comer azúcar puro, pero la verdad es que de vez en cuando apetece.

He hecho estas muffins rellenas de nueces y arándanos, y han quedado más que buenas.

  • Esponjosas
  • Húmedas
  • suaves,
  • delicadas….

Vamos, que así, sin el frosting estaban perfectas.

Pero quería que estas tuvieran su copete, así que lo he preparado y se lo he puesto encima a tres de ellas, y lo que me ha sobrado lo he guardado bien tapado en la nevera para rellenar mi próximo bizcocho.

Aquí os dejo la receta, como siempre para animaros a preparar vuestras propias delicias dulces veganas. Si te gusta la receta, puntúala, déjanos tu comentario u opinión. ¡Nos encanta saber de ti!.

¿Vamos con los ingredientes?

Print Friendly, PDF & Email

Muffins de arándanos y nueces con frosting de chocolate vegano

Preparación

15 min

Tiempo de cocción

25 min

Porciones

8 personas

Ingredientes

Para las muffins
Para el frosting

Método

1 verde olivia

Precalentamos el horno a 190˚ (375F). Engrasamos y enharinamos un molde para muffins y reservamos.

2 verde olivia

En una jarra introducimos la leche y el vinagre, removemos y dejamos que cuaje.

3 verde olivia

En un bol grande añadimos la harina, levadura, azúcar y sal, mezclamos bien y reservamos.

4 verde olivia

En otro bol mezclamos el aceite de coco derretido, la vainilla y la piel de limón. Mezclamos y añadimos la leche. Removemos y vamos incorporando poco a poco al bol con los ingredientes secos. Removemos bien, con movimientos envolventes hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Introducimos los arándanos, las nueces, mezclamos e introducimos en nuestra bandeja para muffins, llenando las 3/4 partes de cada hueco.

5 verde olivia

Horneamos unos 20-25 minutos, hasta que estén dorados por fuera. Haremos la prueba del palillo para estar seguros de que nuestras muffins están bien hechas por dentro, introduciéndolo en el centro de la magdalena, y si éste sale limpio, entonces tus muffins están listas. Dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando estén frías desmoldamos.

6 verde olivia

Preparamos el frosting: En un bol mezclamos el azúcar glas, el cacao, la margarina y la vainilla. Mezclamos con unas varillas eléctricas hasta que se forme una pasta densa. Añadimos la leche poco a poco, hasta que tenga la consistencia adecuada.

Dependiendo del tipo de azúcar y margarina que utilicéis, absorberán más o menos líquido, por lo que las cantidades de leche son orientativas. Puedes añadirla poco a poco hasta llegar al espesor justo. Tiene que quedar lo suficientemente firme para formar el copete de nuestras muffins y manejable para poder trabajarlo y degustarlo.

Este frosting dura unos días en la nevera. Lo podéis usar para rellenar tartas y bizcochos, como crema de untar en los bocadillos y sandwiches, para frosting como hemos hecho hoy o para comerlo con cuchara…mmmmm…

Lo que está claro es que están riquísimas con y sin frosting, sea del sabor que sea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Print Friendly, PDF & Email
Ir arriba