Queso vegano de almendras

[stellar]
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
queso vegano de almendras casero

El queso vegano ya es todo un elemento fundamental en la cocina vegana, y este queso vegano de almendras es uno de esos quesos esenciales que puedes utilizar tanto para preparar otros platos como para comer untados en una tostada o bocadillo.

Hacer queso vegano es todo un arte. Hay muchos tipos y niveles de dificultad, para todos los bolsillos y con ingredientes que van desde los más sencillos hasta los más sofisticados. 

Cuando comencé esta fascinante aventura de la elaboración de quesos, me encontré ingredientes que no sabía ni que existían, pero eso lo dejaremos para otra ocasión, ya que no es el caso de este queso vegano al pimentón, en el que el ingrediente más extraño que te puedes encontrar aquí es el agar-agar, y hoy en día ya es un básico  de todar cocina y lo puedes encontrar en cualquier súper.

La base de este queso es de almendras. Las almendras funcionan muy bien a la hora de preparar queso vegano, ya que al triturarse, forman una crema consistente y suave.

Puedes quitarle la piel a las almendras o puedes dejársela. Nosotros se la hemos dejado y le ha dado un toque rústico al queso que ha quedado muy bien.

El remojo de las almendras es muy importante. Si no tienes tiempo, puedes hervir las almendras durante unos minutos para que se ablanden, aunque siempre es más recomendable respetar el tiempo de remojo de las almendras de 6 horas mínimo y mejor si es toda la noche.

Este queso no tiene ninguna complicación. Estamos aprendiendo juntos a elaborar quesos veganos,  e iremos subiendo el nivel de dificultad poco a poco, pero por ahora, este queso cumple todos los requisitos de un queso de untar delicioso y delicado.

El horneado del queso sirve para que se forme la cubierta dura y se seque por dentro. 

Después, emulsionamos el aceite con las hierbas aromáticas y lo echamos por encima del queso. El aceite conseguirá que el queso se suavice y tenga más aroma. Nosotros hemos utilizado salvia, tomillo y ajo. Si no tienes salvia, puedes usar tomillo y romero por ejemplo, que son dos hierbas que casan muy bien juntas y también quedará rico.

Con estas medidas hemos preparado un queso pequeño. Si quieres un queso más grande, simplemente dobla las cantidades de los ingredientes.

Si has preparado este queso, no olvides puntuar nuestra receta y dejar un comentario al final, Es importante para nosotras y estaremos encantadas de escucharte.

¡VAMOS CON LOS INGREDIENTES!

Print Friendly, PDF & Email

Queso vegano de almendras

Preparación

25 min

Tiempo de cocción

35 min

Tiempo de reposo

15 h

Porciones

1 queso pequeño

Ingredientes

Para la base del queso
Para la cobertura

Método

1 verde olivia

Introduce todos los ingredientes de la base en el procesador y tritura hasta conseguir una textura suave.

2 verde olivia

Pon la mezcla en una tela fina (o bolsa para colar la leche vegetal) y ciérralo con unas pinzas de forma que todo el queso quede cubierto por la tela. Coloca la tela sobre un colador. Puedes poner un bol debajo para recoger el agua que suelta. Déjalo colar durante al menos 15 horas (no hace falta que lo metas en la nevera).

3 verde olivia

Pasado el tiempo, precalienta el horno a 160C y prepara una bandeja apta para hornear con papel vegetal. 

4 verde olivia

Ya puedes dar forma a la mezcla con tus manos. Puedes hacer una bola o partirla por la mitad y formar 2 quesos. Coloca los quesos sobre la bandeja y hornea a 160C durante 35-45 minutos, hasta que el queso comience a dorarse y tome un color oscuro.

5 verde olivia

Para la cobertura, calienta el aceite junto con el ajo y las hierbas en un cazo a fuego bajo. No debe hervir, simplemente debe estar caliente para que tanto el ajo como las hierbas infusionen con el aceite. Puedes ponerle también unos granos de pimienta o guindilla si quieres que tenga un sabor más especiado o picante.

6 verde olivia

Cuando el queso esté listo, retíralo del horno y cúbrelo con la infusión de aceite y hierbas. Deja que temple y conserva en frío debidamente tapado. 

¡Listo! Ya tienes un queso delicioso que puedes comer con la mano, o untar en una tostada. 

Este queso dura aproximadamente 1 semana en el frigorífico. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Print Friendly, PDF & Email
Ir arriba