Ragú vegano de seitán

ragu vegano de seitan

¡Pero qué delicia este ragú vegano de seitan con patatas asadas! Me encantan los guisos, porque además de estar riquísimos, sacian, alimentan y los puedes comer con un montón de acompañantes, pues con todos se lleva estupendamente. En esta ocasión he aprovechado que tenía unas patatas y las he asado, Las patatas asadas en los guisos son simplemente deliciosas.

En casa comemos ragú a menudo. A veces de seitán, otras veces con legumbres, e incluso con tofu, como el goulash que hicimos hace unos meses y que nos encantó. Este guiso con patatas asadas es una auténtica delicia.

Otra forma saludable y rica de comer seitán, que seguro que pasa a ser un básico en tu cocina. Así que, como siempre, os animo a probarlo porque estoy segura de que os va a encantar!

¿Has hecho esta receta? Si es así, no olvides puntuarla y dejar un comentario más abajo. Es importante para nosotras y estaremos encantadas de escucharte.

[printfriendly]

Ragú vegano de seitán

Porciones

3-4 personas

Ingredientes

Para el ragú
Para las patatas

Método para preparar ragú vegano de seitán

1 verde olivia

Precalentamos el horno a 180 C. Lavamos bien las patatas, las secamos y las cortamos en cubos no muy grandes. Las ponemos en un bol, le añadimos el aceite, la sal, la pimienta, el romero y la salvia picados que hemos lavado previamente. Mezclamos con nuestras manos limpias y las ponemos sobre una fuente de horno con papel vegetal. Horneamos durante 40-50 minutos o hasta que éstas estén tiernas. Le damos la vuelta a mitad de cocción.

2 verde olivia

Añadimos 2 cucharadas de aceite a una sartén grande o wok y cuando esté caliente añadimos la cebolla, el ajo y el jengibre picaditos. Sofreímos un par de minutos a fuego medio y adicionamos una cucharada de perejil con sus tallos picados y el laurel. Cocinamos hasta que la cebolla esté bien pochada.

3 verde olivia

Lavamos las zanahorias y los pimientos, los cortamos en pequeños cubos y los introducimos en el wok. Incorporamos también el seitán cortado en cubos no muy grandes. Salteamos la mezcla 3-4 minutos.

4 verde olivia

Añadimos el pimentón, cocinamos durante 1 minutos más. Subimos el fuego y añadimos el vino. Removemos y dejamos que se seque un poquito la mezcla para que se evapore el alcohol, unos 2 minutos.

5 verde olivia

Incorporamos el tomate, salpimentamos y dejamos cocinar a fuego lento durante unos 20-30 minutos. Si ves que se seca la mezcla, puedes añadir un vasito de agua.

6 verde olivia

Servimos sobre una base de patatas y decoramos con las hojas del perejil picadito.

¡Listo!

Este plato está delicioso y no te llevará mucho tiempo.

Puedes conservarlo en la nevera en un recimpiente hermético durante 3-4 días.

También puedes congelarlo, en un contenedor apto para congelación, durante 1 mes.

 

¡QUE APROVECHE!

¡HASTA LA PROXIMA RECETA!

Busca una receta

Suscríbete para recibir nuestras recetas

¿Buscando algo dulce?

Visita nuestra tienda

Visita nuestra tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba