Salsa chimichurri casera

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on pocket
salsa chimichurri casera

La salsa chimichurri casera es una de mis salsas favoritas. A pesar de que se suele aconsejar para carnes y pescados, la verdad es que esta salsa puedes comerla casi con cualquier cosa; con espárragos o palmitos por ejemplo está de miedo, sobre vegetales a la plancha, en bocadillo o sándwich o en tacos o burritos. Puedes también usarlo como salsa en una hamburguesa, o en seitan, tofu o tempeh. En el puré de patatas, ensalada de arroz, patatas o pasta. No te vas a creer la cantidad de platos que puedes saborear con esta deliciosa salsa.

He estado indagando acerca del origen del chimichurri, aunque estoy convencida de que proviene de Argentina, aunque hay quien piensa que su origen es uruguayo, venezolano, mexicano e incluso vasco. Esta salsa en concreto seguro que se come en muchos otros lugares, con sus correspondientes diferencias dependiendo con los ingredientes que se tengan en otras zonas. Una de las teorías que hay acerca del chimichurri es muy curiosa y mi favorita, así que os la voy a contar, ya que bicheando en internet uno se entera de cada cosa.

Pues resulta que algunos creen que el origen del chimichurri se debe a que un tal James McCurry, irlandés de origen, emigró a Argentina y, al querer hacer una versión de la salsa perrins (salsa típica en Inglaterra e Irlanda), tuvo que elaborarla con los ingredientes locales, creando esta salsa. Ya que el diminutivo del nombre James es Jimmy, éste fue castellanizado como Jimmy Churri y, con el paso del tiempo, derivó en chimichurri.

Y como esta es la versión que más me ha gustado de todas las que he leído, permitidme que me la quede para mí, aunque haya sido Wikipedia la que me ha provisto de la información.

La cosa es que el chimichurri es una salsa o aderezo que en Argentina estaría a la altura del dulce de batata o el dulce de leche en cuanto a popularidad, así que creo que es más que justo que le otorgue su origen, que yo tenía muy claro hasta que me puse a buscar información al respecto. La cosa es que en casa el chimichurri ha sido un aderezo que nunca faltaba en la mesa, ya que mi madre solía prepararlo como os detallo a continuación y, la verdad, es que es una delicia que siempre es un acierto sea con el plato que sea.

Para preparar el chimichurri, como lo preparaba mi madre, sólo necesitas:

  • perejil
  • orégano fresco
  • ajos
  • 1 guindilla (chile de árbol) o pimiento dulce si no te gusta el picante
  • aceite
  • limón o lima
  • sal y pimienta

Con estos ingredientes te aseguro que tu chimichurri será espectacular. No tienes más que picar los ingredientes y mezclarlos. Si esperas un par de horas para que los sabores se integren y se mezclen, estará todavía más sabroso. Si no tienes orégano fresco o te es difícil conseguirlo, puedes optar por orégano seco. No es lo mismo pero también quedará delicioso. Para conservarla, yo la pongo en un frasco bien cerrado en la nevera. Aguanta 3-4 días, así que siempre aconsejo no hacer demasiado si no estás seguro de que lo vayas a consumir en ese tiempo.

Si te gusta esta salsa, quizás también te interese:

Todas estas salsas están para chuparse los dedos, y hoy os traemos este chimichurri para que añadas a tu lista de favoritos. ¿Has hecho esta receta? Si es así, no olvides puntuarla y dejar un comentario más abajo. Es importante para nosotras y estaremos encantadas de escucharte.

¡VAMOS CON LOS INGREDIENTES!

Print Friendly, PDF & Email

Salsa chimichurri casera

Preparación

5 min

Porciones

1 frasco pequeño

Ingredientes

Método para preparar salsa chimichurri casera

1 verde olivia

Introduce en un bol el perejil, el orégano, los ajos, las cebollitas verdes y la guindilla o pimiento mezcla con una cuchara.

2 verde olivia

Añade el vinagre, el zumo de limón, el aceite y la sal y la pimienta.

3 verde olivia

Mezcla bien con la cuchara. Enfría en la nevera en un frasco bien tapado durante un par de horas antes de su consumo, para que coja sabor.

¡Listo!

¡Si es que no puede ser más fácil y no puede estar más rico!

Esta receta de chimichurri la puedes conservar en la nevera por 3-4 días, aunque recomiendo que se consuma en el mismo día o máximo al día siguiente, para que conserve todo su color y sabor.

¡ESO ES TODO, AMIGOS!

¡HASTA LA PRÓXIMA RECETA!

Nuestros productos recomendados

Aceite de coco

Utensilios de madera

Sartén

Batidora

Pelapatatas

Olla pequeña

Bandeja magdalenas

Cuchillos de acero

Visita el resto de nuestra tienda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Print Friendly, PDF & Email
Ir arriba

Felices fiestas

Suscríbete para recibir nuestro especial navideño

TIENES QUE CONFIRMAR TU SUSCRIPCIÓN EN TU CORREO ELECTRÓNICO